Top Peliculas Series Próximos estrenos DMCA
Animales fantásticos y dónde encontrarlos
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 6.4
Género:

Aventura/ Fantástico

País: Reino Unido
Duración: 133 min.
Año: 2016
Director: David Yates
Reparto:
Eddie Redmayne, Dan Fogler, Katherine Waterston, Alison Sudol, Colin Farrell, Carmen Ejogo, Ezra Miller, Samantha Morton, Ron Perlman, Jon Voight, Ronan Raftery, Josh Cowdery, Jenn Murray, Johnny Depp, Zoë Kravitz, Faith Wood-Blagrove, Kevin Guthrie, Martin Oelbermann

Si hay alguna pelicula borrada o va a tirones cambia de servidor aqui abajo.

OK
Opción 1 Opción 2 Opción 3 Opción 4 Opción 5 Trailer

Animales fantásticos y dónde encontrarlos

Fantastic Beasts and Where to Find Them
Opciones de descarga Servidor Idioma Tamaño Contraseña
Descargar Utorrent Latino 2.04 GB
Descargar Openload Latino 1.21 GB
Descargar Mediafire Latino 2.04 GB cc
Descargar Mega Latino 2.04 GB

Año 1926. Newt Scamander acaba de completar un viaje por todo el mundo para encontrar y documentar una extraordinaria selección de criaturas mágicas. Llegando a Nueva York para hacer una breve parada en su camino, donde podría haber llegado y salido sin incidentes…pero no para un Muggle llamado Jacob, un caso perdido de magia, y la fuga de algunas criaturas fantásticas de Newt, que podrían causar problemas el mundo mágico y en el mundo Muggle. Animales fantásticos y dónde encontrarlos

Critica:

Esta película está haciendo las delicias de los amantes de Harry Potter. Las críticas están siendo enormemente buenas. ¿Por qué? No digo que yo esté en lo cierto y el resto se equivoquen. Es más, si lleváis tiempo esperando esta peli, espero de verdad que la disfrutéis. Sólo digo que lo penséis con más profundidad. Paraos a pensar. Si no, los estudios de cine siempre os venderán lo que sea, sin esforzarse.

Acordaos de cuando vimos aquél prologo de Harry Potter y la Piedra Filosofal. Hasta para los que ya habíamos leído el libro, resultaba emocionante. Dumbledore, Hagrid y McGonagall, tres personajes con una fuerza descomunal, abandonan a un misterioso bebé, “el niño que sobrevivió”, en una puerta de un barrio residencial. Nada más ver esa escena, te quedabas con la boca abierta, y deseabas saber más.

Aquí, tras un prólogo muy perezoso, van apareciendo personajes presentados muy pobremente, y que no ganan interés a lo largo de la película. Consiguen ganarse más o menos nuestro cariño, pero no nuestra admiración. A mí, sinceramente, no me importaba lo que le pasara a ninguno de ellos, en comparación con lo mal que lo pasaba cuando algún personaje de Harry Potter estaba en peligro.

En la saga de Harry Potter, la historia era simpática hasta para los más jóvenes, en especial al principio. Pero también era lo suficientemente oscura como para conseguir meternos de lleno en ella, y preocuparnos de verdad. En “Animales fantásticos”, las coloridas aventuras de Newt por el plano Nueva York de Los Vengadores no me pusieron al borde del asiento. Y venga ya, si volvemos a algo tan grande como el universo de Harry Potter, debemos exigir que nos pongan al borde del asiento.

Pensad también en el villano. Voldemort da escalofríos, y eso que hasta el final de la primera película se supone que está muerto, y hasta el final de la quinta casi todo el mundo niega su existencia. Aquí, el villano, especialmente para quienes no conozcan el trasfondo de los libros, no significa nada. Es un hombre al que todos buscan… ¿por qué, si puede saberse? No digo que no sea un terrorista temible, pero por favor, hay gente que lleva esperando esta peli mucho tiempo, desarrolladlo un poquito más. ¿Esto lo ha escrito Rowling? ¿La misma persona que hizo que Voldemort nos diera miedo sin siquiera mostrarlo?

Y hay magia, sí. Y mucha. Muchos palabrejos raros. Pero en Harry Potter, todo esto estaba al servicio de algo más grande. En “Animales fantásticos”, tan sólo te plantan gráficos de ordenador a montones, pero, si los quitas, la historia se queda en nada. El argumento de los animales por Nueva York no tiene fuerza. Se ve demasiado como una excusa para ir llevándonos a escenas con bichos raros que diviertan a los niños. De nuevo, sin trasfondo. Algún mensaje ecológico colocan, pero sin mojarse demasiado.